jueves, 11 de febrero de 2010

Hombre casado busca amante

Un sitio británico especializado en conseguir chicas para señores comprometidos reveló que los que más buscan trampa son los que trabajan en el sector financiero.

De alguna manera los efectos de la crisis financiera aumentaron los índices de infidelidad, parece. Cabe suponer que el estrés provocado por la caída de las acciones bursátiles, en no pocos casos, encontró desahogo en alguna canita al aire, trampa o como lo prefieran llamar.

Es que, según reveló el sitio británico Illicit Encounters, la mayor parte de sus usuarios son señores que trabajan en el sector financiero. Este año resultó fatal para ellos y entre tanta presión laboral, muchos salieron a buscar una amante para desahogar todo ese estrés.

Este sitio funciona como cualquier otro sitio de citas, con la salvedad de que se dedica exclusivamente a brindar servicios a personas casadas en busca de affaires y de acuerdo a sus estadísticas de este año, entre sus 380 mil miembros, más de 20 mil trabaja en el sector financiero. Hasta hizo una pequeña encuesta entre ellos para averiguar sus motivos.

Y concluyeron que por lo general son personas que trabajan mucho y que no encuentran tiempo libre para pasar con sus parejas. La falta de afecto en casa es uno de los factores comunes. Pero además en ese ambiente de trabajo parece que tener una amante es equiparable a tener un auto, es decir, como comprarse algo con onda.

Incluso Illicit Encouters logró hacer una lista de los 10 motivos que llevan a "los bancarios" a buscar un affaire como quien se pide una hora en el spa. Ahí van: para sentirse amado, por la emoción (de una relación prohibida), por inestabilidad en la vida familiar, para escapar de la rutina, para alimentar el ego, para evitar un divorcio costoso, para brindarle atenciones a alguien, porque se sienten con derecho a hacerlo, porque saben que pueden, por la presión laboral.

Lástima que no estaba al alcance de la gente del sitio averiguar de qué manera se desahogan sus desatendidas esposas, mientras ellos traban y salen de trampa: seguramente destrozando tarjetas de crédito y, quien dice, dejándose llevar en un desliz con algún profesor del gimnasio... Por eso dicen que todo vuelve en la vida: los ciclos económicos y también los cuernos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada