viernes, 9 de abril de 2010

Todos los "defectos" del iPad


No pocos aseguran que el iPad , el nuevo juguete de Apple que este sábado llega a los comercios estadounidenses, va a revolucionar no sólo el mercado de gadgets, sino el modo en el que nos relacionamos con ellos. Incluso hay quienes anticipan que perjudicaría a netbooks y notebooks, que podrían ser prescindibles para los usuarios menos avanzados. Pero entre todas las bondades tienen menos espacio las voces críticas, las que ven defectos, problemas y, en algunos casos, hasta creen que el iPad es una porquería.

El columnista de tecnología de The New York Times, David Pogue, decidió dividir su reseña en dos: una más bondadosa, dedicada a los no geeks, y otra más crítica, para aquellos que no podrían deshacerse de sus laptops para adoptar un iPad.

Uno de los puntos que Pogue le achaca es que la pantalla no permite la lectura cuando se está en un lugar en el que la luz le da en forma directa, un punto flojo para un dispositivo que se plantea como objetivo reemplazar a los lectores de libros electrónicos.

Para tratarse de un gadget portátil, el iPad presenta algunas desventajas. Su peso, 2,27 kilos, es muy superior al del Kindle de Amazon, de poco menos de 300 gramos. Sí, tiene más funciones, pero también es más pesado que la mayoría de las netbooks, que rondan los 1,2 kilos. Por otra parte, el modelo que posee 3G cuesta 130 dólares más que el que sólo permite conectarse a Internet por Wi-Fi. Allí las laptops no le sacan demasiada ventaja, ya que aún son pocos los modelos que poseen esa funcionalidad.

El iPad se propone como el aparato que puede disfrutar aquel que usa su notebook para escuchar música y videos, pero. El modelo con mayor capacidad dispone de apenas 64GB para almacenar archivos. Y si de video se trata, la pantalla no permite reproducir video en widescreen, únicamente lo hace en la relación 4:3, dejando franjas negras arriba y debajo de las imágenes.

Otro punto criticado por Pogue es el teclado, porque usarlo puede ser una “experiencia horrible” cuando el iPad se encuentra vertical. Distinto es si se lo coloca en posición horizontal, de modo de que sea más grande.

Pero el tamaño del teclado es apenas un detalle en comparación con el hecho de que no posee cámara web. Y hay más: tampoco tiene la posibilidad de conectar ningún dispositivo a través de un conector USB: ni una cámara ni un pendrive ni un módem 3G, nada.

Otra falta es su incompatibilidad con Flash. A pesar de lo criticado de este formato, que empieza a ser reemplazado tibiamente, aún es utilizado por la mayoría de los sitios en los que se reproducen videos o audios.

Desde el Wall Street Journal, Walter S. Mossberg suma un error en una de las aplicaciones. Se trata de Pages, un procesador de textos que permite exportar a formatos como los de Microsoft Office y a PDF, aunque en las pruebas generó textos mal formateados o ilegibles.

Si le falta algo para quedar deslucido frente a las netbooks, es que el iPad no puede ejecutar más de una tarea a la vez. Si navegás por la web no podés al mismo tiempo chatear o editar un texto. Si escuchás música, escuchás música y sólo eso. Y deben ser pocos los que ante una computadora realizan sólo una actividad. De hecho, su navegador no posee pestañas y sólo puede verse de a una página por vez. Y por poco menos, se puede conseguir una notebook o netbook que sí pueda con esas tareas.

2 comentarios:

  1. Corrige el peso que esta mal 680 gramos

    ResponderEliminar
  2. Aun así sigue siendo un poco pesado para sustituir aun ebook.

    ResponderEliminar